anoche soñé contigo

miércoles, 11 de noviembre de 2009

EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO CON SACARINA….




Endulzo en la tierra de los ingleses de Sudamérica, y con sacarina , sabiendo los riesgos que conlleva, mi taza de té, que es una tintura fragante, pero “horniman”s tea”.
Mamá me extorsiona por mientras a ver la televisión , aunque la abomino, este domingo tarde, en que me acompaña, pero en fin, …..
Me recomienda para sintonizar y lanzarnos en la búsqueda del tiempo perdido, una saga nacional, mala y ridícula, de lo que hacen en Inglaterra con los talentos.
A sus 80 años no cabe otra entretención cuando las grandes alamedas sólo se cierran para ella, en un país chato de la cabeza a los pies.
A mis 55 tampoco.
En mi bolsillo sin embargo, mi detente ante la decadencia virtual y barbarie, es un ejemplar de la Filosofía del Amor de Ortega y Gasset, aunque también podría serlo, La Busca de Pío Baroja, o un pasaje muy bien logrado de la Isabel, de cualquiera de sus libros, y los que escribe perseverante, en enero de cada año.
Le han parado el carro a estas alturas a un chinchinero, dentro de la caja idiota, que muestra a una familia unida, y que permanece unida, dándole al bombo. Acto seguido, uno de los jurados , que morirá en un set sonriendo como Tutankamón, descalifica al hijo del Dire, de unos 10 años, y de su estatura casi.
Fundamenta : “los niños deben jugar y no ser artistas a esa edad (sic)”.
¿ Cúal es la barrera?, ¿cúal es el tope?, más aún, que su vecina jurado fue lanzada al estrellato muy pequeña, y el mismo enano fue su partner o mentor, hace unos dos lustros.
¿Quo vadis?.
Por mientras en Grecia, a propósito, se queman miles de hectáreas al lado del Partenón, y de lo que me entero en un avance, que por milagro de Dios, se le ha colado a mi madre, una severa Directora de tv al mando del control remoto, como un grito desesperado del planeta ante su agonía.
Endulzo la segunda taza de té ahora, aliño para la caza del tiempo perdido, y no me queda otra, siempre fiel al aspartano, aún sabiendo los riesgos que conlleva.
El mal menor, me digo para soportar la “talentosa” tarde , y de cielos abochornados, junto a mamá.


jueves, 23 de julio de 2009

SESENTA CUOTAS DE 5000 QUE NI SE NOTAN


Asumo que los malls, son soberbias maneras de combatir la soledad dominical.
Esa alternativa para nosotros los pobres de plata y alma, y que los clanes económicos inventaron para ganar dinero, inconcientemente es en realidad una terapia para las almas en pena.
“It”s incredible” (noten que uso ex - profeso el gringal languich, dados los shoppings, free pass, alter hours, lunchs, packs, …and so on…) , pero siendo todo lo que ahí se expende caro, carísimo, carón, porque hay guardias pagados, porque los estacionamientos son estupendos, y porque te tienen todo a la mano, es por otro lado una bendición del cielo.
Un paseo gratis con los niños, y darle una vuelta de tuerca a la relación familiar que agoniza por ahí por el viernes, y toma un tiempo suplementario, un desempate, un paso a play offs, durante la tarde del por otra parte, día más depresivo de la semana.
El brillo espectacular de las baldosas, por lo que hasta resbalarse es “high”, la obsecuencia de guardias uniformados, que dada nuestra discriminación laboral, aquí son altos, no mapuches, y hasta rubios en muchos casos, para que vamos a decir en La Dehesa, te hace un entorno, del cual sacas más provecho que si te cobrarán por ello, lo que no está lejos en todo caso…
Ya se viene la tarifa por el estacionamiento por siaca…
Las vitrinas translúcidas, y sin huellas dactilares grasientas, te dan cuando te reflejas con las luces, sus reflejos, flashes y la música ambiental, un aire de Anthony Hopkins, que ni te la crees.
Bueno, Hopkins para los maduritos, y de Johnny Depp, para los que además sufren de angustia “temporal”.
Ya que los baños sean gratis y descargues, en un Chile de WC ciegos, letrinas y pozos sépticos, árboles y rincones pasados a miado, en un urinario a tu altura y con tus narices hipnotizadas por el desodorante ambiental “tutti fruti”, con un actor de telenovelas al lado, o un lector de noticiarios, es ya impagable, …¿o no?....
Bien, no hablemos de lo que se expende partiendo por las mismísimas promotoras, a propósito, especies tipo “Joya del Mercader”, pero bueno…
A que la intro, a que no compararé nunca, mejor dicho es incomparable, la agonía del día con esa oscuridad cómplice del alma, que exalta los sentidos cual LSD artesa, caminando entre eucaliptos y boldos, muy del secano costero nuestro, sin ningún tipo de peaje de por medio, ni menos con la estridencia de alarmas, o la agobiante claustrofobia de los estacionamientos mazmorrientos, de los paraísos arquitectónicos.
La oscuridad por otro lado, te hace conocerte, presentarte, ya que ni eso se ha dado en muchos casos..
---¿Cómo estás Eduardo?, resulta que soy tu yo interior, tu doble, al que ni siquiera das bola cuando vas al baño porque estas apurado..
---¡¡¡Hey yuhuuu!!!, estoy aquí dentro de tí, preséntate poh..

---¡¡¡No vayamos a llegar a Avenida La Paz sin conocernos poh..!!!

---“””Te apuesto, que ni siquiera me has preguntado que tal me parece la rubia con la que te acostaste la semana pasada, y que conociste justamente en el mall, paseando a tus chiquillos, y que vendía celulares, Sí, ésa mismita, a la que le compraste el black berry en 60 cuotas que ni se notan, menos se sienten, y que querís que te diga, capaz que lo haya hecho como agradecimiento, y no porque la conquistaras, o le fueras irresistible…me hubieras preguntado por último. Lo que hiciste en realidad fue darle rienda suelta a la líbido, que es una vecina copuchenta y lasciva aquí en la “cité” de tu alma , nada más…..
---“”Hey, Eduardo, soy yo compipa, y ya que tratamos el tema y me diste bola, fui yo él que te inspiró este epílogo pa” la crónica, más materialista que otro poco al principio, y que no se compadece contigo, y luego te pasée por entre árboles y respirando aire puro, para tratar de encontrarte conmigo”””.
--- ¡¡¡Pa” dejártela dando bote “gil”, y te encontrís contigo mismo de una vez por todas!!!.
----¡¡¡El resto Eduardito lindo, vale callampa….!!! (Fin)

sábado, 18 de julio de 2009

EL MANICERO ESTE DIA DE LLUVIA ME DETONO UNA EXPLOSION EN CADENA..LA NOSTALGIA Y TAMBIEN LA IRA….



Llueve, y los Enanitos Verdes salen estridentes desde la radio a pilas del manicero, que hecha humo tras la cortina de aire, que se ha instalado entre la usina del confitado que expende esta mañana de sábado en la esquina de salva sea la parte con la Valparaíso.
El aroma de la carcaza de azúcar sobre el tropical grano hace efectos impensados en mi memoria, cerebelo, y hemisferio izquierdo, y me catapulta de inmediato al ano nauca )no hay ene=, dándole la razón a Heidegger, a Sigmund y a la Doctora Cordero…
Me voy entonces, de un suácate a la Plaza de Armas santiaguina y me veo de nuevo disfrutando los verdaderos completos del Marco Polo, pre Unidad Popular, de vienesas que no sabían de la “porci”, “porsiaca” =ex profeso la juntura= …jajajajaja de nuevo empecé a jugar con las palabras, pero comprendan que es innato, va en la información mendeliana, en mi configuración xy…
¿Hola amigotes, recién les saludo, pero les ha pasado lo mismo?...
No me vayan a decir que no, que me enojo…jajajajaja, y este computador de un amigo que tiene las teclas tan requete acostumbradas a su redacción me hace sufrir para no aparecer ignorante, pero como coincido con Gabo en lo de la botella al mar con el dios de las palabritas, entonces que…
Bien, les cuento que Chile para efectos estéticos no es el mismo de la época asociada..cierto? )de nuevo no me sale el interrogativo de primera…ni el paréntesis…y es que mi amigo no lo ocupa parece…todo lo lanza así no más, pero sigamos…
Por ejemplo los Larraín y otra sarta de arquitectos con apellidos rancios, y cuyos padres podían pagarles los libros, ya que ha o debe ser la carrera más cara, se preocuparon de empezar a echar abajo tanto edificio, que sí eran patrimonio, y bien construídos para durar “humanidades” enteras, pero no pudieron voltear al manícero, al de los globos, y a tanta coloquial forma de relacionarnos y vivir un día de lluvia inesperado pero genialmente, y hago notar al respecto, que los titulares de los diarios ahora cubiertos por un plástico son un “cero” en imaginación, y echo de menos ………iba a decir anoro, y no hay ene en este comp. infame, pero servicial…=, entonces echo de menos al Enano Maldito, al William Zeta a don Memorario, a los titulares de Lira Massi, o a las portadas a todo color del sensacionalista “Aquí Está”, dirigido por un escritor todo terreno, innato, y con un dedo pulgar menos como Alfredo Gómez Morel, y al Clarín, y las piluchas ésas, que no mostraban tanto, pero igual me desvelaban, cuando en verano en la casa de mi abuela en Llolleo, se me disparaban afectos y erecciones.
Bueno, pero al final es tanta la sociedad de ideas que me ha detonado el manicero ése, que no sabe lo que provoca, que creo que en gringolandia dada la pura nostalgia originada con su tufillo, lo tendrían en el Paseo de la Fama, junto a Michael Jackson…
Para que seguir, cuando he hecho esfuerzos sobrehumanos para domar al compu éste, y las disculpas van, por lo de atípico de la “redacta”, y ojalá también hayan asociado que siendo tan rica nuestra cultura y costumbres, --para muestra el botón que describí--, no te pueden venir a pintar la cara por ejemplo, con malls, shoppings, y con Casinos financiados por peruanos, colombianos, y dineros narcoobtenidos, como creo está ocurriendo, y si no me lo creen averíguenlo…
Hasta la próxima, ya que me puse grave parece…

sábado, 11 de julio de 2009

¡¡¡GIGOLOS, NO SE MUERAN NUNCA!!!



Hoy estoy nostálgico, y me acuerdo de mi amigo Eduardo Riquelme, amigo de sus amigos, y una de las razones porque la vida le haya pasado la cuenta.
Murió hace un par de años, pero está vivo.
Siempre, le relacioné con los gigolos, no siéndolo..¡ o tal vez sí?...sólo Dios lo sabe, y una amiga en común, muy nortina ella....
Para él van estas líneas, que
no escribo ni bien ni mal, simplemente gozo al hacerlo, y a su memoria.
Y como no, si él me enseñó el bien y el mal, aunque era el "gordo más bueno del mundo".
Contradicciones vitales o mundanas....
En todo caso me enorgullezco de haber o seguir siendo su amigo... me ufano de eso, y de no transigir al respecto.
A propósito hace poco, cesé en una Radio con expectativas increíbles, y con un “back ground” internacional, por no transigir.
No importa, ya estoy en otra y vendrán más.
Escribo entonces para los “Gigolos”, o si ustedes quieren, quienes se “creen la muerte”, “sobrados”, cuyo único norte es adular a las mujeres, y hacer de eso su razón de ser.

Odiados, vilipendiados, mal tratados…

Pero ¿saben qué? son necesarios, son parte de la existencia, y tienen todo el derecho a existir.

Flojos, gaznápiros, pero simpáticos como ellos solos, son un complemento para los buenos, para los que no quiebran un huevo, y ubicados, son el yang del ying.

A mí personalmente me caen bien, y los tengo entre mis amigos.

Es la ley de la vida y los “gigolos” aportan también esa pimienta para que todo resulte sabroso.

¿Y si ellos no existieran, a quiénes pelaríamos, achacaríamos conquistas o, por último, descargarles nuestra mala cue'a?

Sí Dios les trajo al mundo es porque quiso que estuvieran acá y conviviéramos con ellos.

Para cualquier fiesta por ejemplo, ya están preparados, con pinta nueva, perfume de primera, y una sonrisa a flor de labios.

Galantes, sabrán sacar aplausos, y nuevamente caerán en sus redes unas cuantas “percantas”.

Mi más sentido homenaje, para quienes andan todo el día pasados a mujer, y a otras fragancias aleatorias…

Gigolos de Chile, y del mundo,un gran saludo de este escribiente, y.... ¡no se mueran nunca, carajo!

domingo, 14 de junio de 2009

LA HISTORIA ES UN ETERNO AMEN....



El viejo, carismático, y jubilado para todos los efectos líder político, se sentó “al mando” de su escritorio de caoba, de tantas y tantas batallas.
Los objetos al final, reflexionó, adquieren algo de las personas que los utilizan, y al revés, éstas se impregnan de sus olores, colores, formas.
Entonces Hipólito Yrigoyen Amunátegui, tenía algo de ese escritorio, y de verdad.
Por ejemplo esa prosa señorial, que a pesar de sus casi ochenta años, se le notaba a la legua, era una prolongación del elegante mueble, que cualquiera no tenía.
Los nuevos Senadores y Diputados, él tantas veces lo fue hasta aburrirse, poseían en sus estudios, y en las Oficinas del hemiciclo, escritorios convencionales, de buen material, pero mucho más pequeños, y funcionales.
El de Hipólito era de dimensiones nada pequeñas y ocupaba la cuarta parte de su estudio.
Una vez sentado, su inconciente lo hizo estirar la mano a la caja de puros cubanos legítimos, que el médico, un camarada de partido, Raúl Vásquez Phillips, le tenía estrictamente prohibido, dada su angina, y la dependencia del tabaco crónica que lo había acompañado por toda su carrera y trayectoria de vida, desde que escondido fumaba en la leñera del chalet-mansión allá en el barrio Vitacura , al oriente de Santiago, cuando el Borderrío ni siquiera se soñaba, y su padre era un honesto Senador de la República.
Hipólito recogió la mano, e hizo como que fumaba, a pesar de sentirse ridículo.
En fin pensó, algo le atenuaba la ansiedad, aquel reflejo mas sicológico que físico.
Claro, a su edad, ya no había placeres posibles, salvo hacer como que se disfrutaba.
Imaginarse no más que hasta agua de la llave no podía beber, ni pensar en el alcohol, dada la batería de medicamentos para contrarrestar aceleraciones o bajas en el voltaje del marcapasos, la deficiencia renal, que lo tenía a punto de la diálisis, y la “Tía Betty”, que no lo dejaba ni a son ni a sombra desde hacía más de 30 años, y llamada senil, o sea no hubo como hacerle el quite.
La “Tia Betty”, tal como la bautizara Vásquez, coloquialmente, no era otra que la enfermedad de la buena mesa…la diabetes.
Bueno, este rápido perfil, y “parte médico”, para contarles que Yrigoyen, con "El Mercurio" sobre la carpeta del escritorio, más abierto que leído, más desparramado, que observado, y con más propaganda que lectura, meditaba esta mañana cerca de las once, en su despacho, sin tener que firmar ningún documento, sin tener ninguna cuenta que sacar, y hasta reunión por postergar o confirmar.
Definitivamente la política le había olvidado, nadie de sus camaradas lo “pescaba”, y salvo una sola invitación recibida durante los últimos 3 meses, y de parte de la viuda del ex Presidente Garibaldi, su amigo de toda la vida, y a una misa In Memoriam en su nombre, donde se encontró con viejos camaradas, no había más.
Las nuevas hornadas, le habían pasado la cuenta.
A él, que fuera 5 veces Diputado y 4 Senador, Ministro otras tantas, y de Hacienda más encima, y desde cuando liberales y conservadores jugaban a repartirse el país cada 6 años, y los parlamentarios, eran todos de apellidos con “erres” o como él, de profunda raigambre burguesa.
Claro, porque una cosa era ser noble y la otra burgués.
Asimismo caviló : hasta el día de hoy los representantes en la Cámara Alta y Baja, no son más que nietos de los mismos, y salvo contadas excepciones como el hijo del asesinado dirigente Martínez, un par de actores, de no tan “atorrantes familias”, y alguien del jet set picado a “famosillo”, el poder les estaba asignado hasta que este país fuera tal, o sea, hasta el fin de los días.
Hasta los curas, eran cómplices de tamaña realidad, y nunca, fueron un óbice.
Amén, hasta el día de hoy, el diezmo, el uno por ciento, y la entrega de parte de la herencia a la curia, era la llave maestra.
Los curitas comunistas ésos, los franceses, y los italianos, eran el porcentaje lógico, como en todo, de disonancia. Eran una regla confirmada por la excepción, y terminaban por ser “extorsionados”, ya sea por sus nexos con los comunistas siempre al borde de la ilegalidad, y por último por la pedofilia, también, desde el último reportaje aquel del cura, que dijo que la homosexualidad en el Seminario, se asumía, y éste a su vez era un pretexto para ser reconocido por la sociedad,más que por la vocación supuestamente religiosa, entonces que…
Por su parte esta verdad amarga, de que estaba a la deriva en su propio océano, que ya era un viejo “mercurial”, y que compraba el diario sólo para que formara parte de su estructura, tanto como el bastón, y la colonia Ideal Quimera, que nunca dejó de usar, incluso cuando fue Embajador, en Francia, la patria de los perfumes.
Bueno, ahora Yrigoyen se pasaba la cuenta a sí mismo, y no tenía nada que alegar.
El también había actuado así con los dinosaurios de su época, salvo que….
Pero al final, no podía dejar esto así.
Le quedaba energía y cordura, para tratar de cambiar la historia, y caramba que se había decidido a hacerlo.
¿Por qué dejar que todo siguiera igual?.
Además, en un par de años, con suerte y como máximo de vida por delante, le enterrarían, con la bandera chilena cubriendo el ataúd, pésames de los mismos que le cortaron la cabeza, y la viuda acompañada de los hijos venidos desde el extranjero por una horas, para darle el último adiós, e irse de este mundo sin haber hecho nada por quienes eran la clase numerosa del país, y a la cual siempre se les había sometido, y por familias, castas y generaciones completas…
Entonces, se dijo ¡¡no, no y no!!…se lo repitió, ¡¡lo haré!!, y aunque anónimo, no dejaré que la historia siga igual, que Chile siga con esa costumbre hipócrita de mancillar, explotar, y seguir eligiendo “para la tele”, cuando todo estaba amarrado…entonces no, lo haré, sí lo haré, lo requetecontra juro…
Se levantó, acto seguido en un esfuerzo supremo, se acomodó el chaleco del terno, y abotonó un botón que siempre se le desbocaba y caminó con decisión hacia la puerta, de dos hojas, abrió una, y llamó su fiel “nana”, que lo había acompañado por 50 años..¡¡”Eduvigis.—“, y con ese gritito suave bastaba, pues ya era tanta la comunicación, que ella lo adivinaba.
Llegó ella en un par de segundos entonces, y arrastrando una visible cojera, atribuída a su fractura de cadera, de cuando, harían unos tres años a la fecha, por evitar que un diploma de los tantos del ex Ministro, Senador, Diputado, Embajador, Intendente, y hasta Regidor en sus albores, del viejo partido “Provincial”, y patrón de toda la visa, se viniera al suelo, se inmoló, evitando que se hiciera pedazos, pero resultando ella la averiada.
--Bueno Eduvigis, le dijo, te he llamado porque quiero en este acto, poner fin por mi cuenta a tantos años de oprobio, sentar un precedente, y demostrar que Yrigoyen está con el pueblo, que lo nuestro han sido años, décadas, siglos de gozo, y de turnarnos en el poder con los otros, que son los mismos, y cuando uno se mira al espejo con sus rivales políticos, y se ve igual, entonces es que somos sólo turnos y no alternativas…Por eso Eduvigis, continuó, y la miró de soslayo, ni siquiera de frente, te he llamado para testimoniar , y por tu intermedio a todo ese mar de chilenos, que máximo, sólo han tenido acceso a ser dirigentes de Curso, y de Juntas de Vecinos, y como cosa extraordinaria Presidentes de un Club Deportivo de barrio, pues hasta los clubes profesionales ahora son dirigidos de nuestra descendencia…entonces Eduvigis, confío en tí, y te hago entrega plenipotenciaria, de mi máximo secreto, y para que transmitas esto a las generaciones venideras de "sometidos", y les digas, que…: ¡esto nunca cambiará, y que quienes nacieron para Príncipes, Presidentes y Dignatarios, morirán inexorablemente como tales, por "ambas y por mangas", y que los mendigos, irremisiblemente vivirán de la caridad, y que la clase media, m"hijita por Dios, está condenada como Sodoma y Gomorra a morir de inanición”…dicho esto, y quizás contraviniendo para efectos literarios a quienes me lean, y haciendo pedazos lo que es la estructura de un cuento, por lo de impensado que debiera tener el final, y que aquí he preanunciado…continúo :..volvió al escritorio, abrió el primer cajón, y con Eduvigis, detrás como una sombra, estiró su mano para sacer un viejo, un raído ejemplar de “ El Príncipe” de Machiavello, que a la sencilla nana, le sorprendió no por el nombre, ni la tapa, si no porque estaba lleno de anotaciones como esas viejas biblias de evangélicos provincianos, y con lápiz verde, a los costados, reconociendo la letra de él, y en forma de anotaciones al margen, que increíblemente sólo repetían la milenaria palabra : amén, amén, amén.
(A la memoria de la profesora Maruja Taboada,una luchadora inclaudicable por la igualdad)

lunes, 8 de junio de 2009

UNA BURLA PARA ALADINO.....



El lunes pasado camino al Congreso, el edificio donde tanto se hedoniza, así de simple, lo miré de soslayo, dentro de lo global del paisaje , constituído por una enormidad de vendedores ambulantes, ilegales, que con sus hojas de diario El Mercurio, como alfombras mágicas, sobre el suelo, ofrecían de un cuantuay a los peatones de día lunes en la mañana, o sea cero éxito.
Y me prometí escribir de su aflicción.
Hoy con esas corrientes de aire que te transminan, lo observo y tomo nota mental…
Claro, ellos, los posibles clientes, “pasan sin mirar” como diría el “Chino”Urquidi, van pendientes de ponerse al día con el Internet, de no llegar atrasados a la pega, bendición del cielo, en como recomponer la salida clandestina del viernes, en el giro para el hijo que estudia en Timbuktú, y más encima ¿van a estar mirando a los bazares callejeros?...
Volviendo a él, la última vez que anduvo en taxi, y la primera, fue cuando empujó a uno en panne, y el chofer le agradeció el gesto encaminándolo.
Cree que el kani-kama además es un líder musulmán, y pariente de Obama, y no el sucedáneo de la centolla.
Al respecto, una cajera del Líder sentada a mi lado donde se degustaba una ensalada de verde con este “invento del gourmet”, más champiñones, me dijo : ---“las callampas las ubico, pero esas cosas rojitas tan exquisitas las veo pasar por la Caja, pero no puedo comprarlas, sería un lujo, pero que ricas son…---“
Meditando acerca de eso, y en que mi cacharro quedó estacionado en una ladera lejana para evitar el pago del parquímetro, es que me empiezo a fijar en lo que vende este Aladino made in “Uruguay con Colón” : un cargador de celular obsoletísimo, un juego de “GO”, japonés con su tablero quebrado, recogido seguramente de un tarro de basura de algún soñador dueño de Sushi, y con piezas menos, por lo que se ve igual que la dentadura incompleta del vendedor, una chauchera jubilada, que nunca tuvo más allá de mil pesos en monedas en su guatita, más boletos de micro y alguna gragea de anticonceptivo olvidada, una radio a pilas que no funciona y cuya aguja de dial, y su propietario original, se quedaron “pegados” en la Radio Festival escuchando el “Festivalazo”, unos zapatos de guagua "Calpany" cuya marca ya no existe, y cuyo dueño de apellido Mingo, un anónimo mecenas , se suicidó hace un par de años, quizás porque tambien "anónimo" motivo, de número impreciso, más gastados que si su “usante”, una guagua de bien, hubiera dado la vuelta al mundo con ellos, y para que seguir.
Es ese Valparaíso, que empieza a sacar timídamente la naricita en este ventanal de la crisis, y que no llama la atención, si no de quienes todavía dejamos espacio para asombrarnos del prójimo, palabra esta última que se usa con fines seculares más no cotidianos.
¡¡Que bah!!, el prójimo no existe, y lo que venda como en este caso no me sirve, sin adivinar siquiera que este bazar de Aladino, es una ironía implícita, un mensaje del Diablo incluso, para redimirnos, y engrosar el ejército de angeles caídos, como demostrándonos que la batalla está perdida, por si él existiera y su contraparte vale “callampa”, por lo de injusto de la “distribución del ingreso”….
Pero para que todo no sea como día lunes, dos cosas, tipo fórmula matemática…
La uno, a la salida del edificio, donde tanto se “sufre”, una recaudadora del Refugio de Cristo, se acerca a un parlamentario y le recuerda de su “óbolo” mensual, y que bueno que le haya ubicado le dice, cuando lo ve salir corriendo,-----“si no habría subido en vano a su Oficina”-----, y esto y lo otro, para recordarle al final ese uno por ciento con el cual se matricula cada 30 días, y él le responde a la carrera..----“el cheque está hecho, suba y se lo retira a mi Secretaria”----- y cuando le acerco periodísticamente la grabadora como nota digna de destacar casi me pega con la mirada, para rematarme en el suelo con un : ..---¡¡¡pero como va a publicar eso….”------“que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha!!!”-----...así de simple, y casi me doy de bruces contra la estructura sólida de un pilar de la omnipresente estructura congresal, diseñada por Modesto Collado, no por la verguenza que pasé, si no que porque haya todavía en esta fauna “hedonista” un “ejemplar” como éste, y desde lejos, creo adivinar un aura que le rodea…que conste que no digo quien es, a que partido pertenece, que lugar ocupa en el hemiciclo, que club de fútbol le gusta y a cuantas sesiones ha asistido…dejémoslo ahí no más, y….
dos…me llega esta mañana por el mail, una hermosa “cadena” mostrándome 100 fotos de lo bellos que son los crisantemos en Alemania…la que alcanzo a tirar al correo No Deseado, y no porque traiga virus, si no porque el virus está acá, y esos crisantemos no son el anticuerpo, si no que sencillamente una burla….¡¡una simple burla para Aladino!!.

jueves, 4 de junio de 2009

"REGRESO..."

María Eugenia Miranda, regresa con Regreso, a éste, un rincón de acogida para los artistas literatos o de cualquier índole que quieran usarlo..aquí está "Regreso"....






REGRESO

Hoy vuelvo a ti, mi silencio.
A tus horas calladas.
Al rumor que nadie escucha.
Al parpadeo mudo de los astros.

Intenté tomar otros senderos
y lastimaron mi piel las piedras del camino.
Destrozaron mis sueños palabras vacías
y mi sentir se vio invadido
de falsas esperanzas.

Hoy vuelvo a ti.
A tus mares de vaivén inconfundible,
a tardes de crepúsculo ocre,
al concierto estelar
grabado en tus horas de movimiento leve.

Vuelvo a mis letras de navegar eterno,
a la búsqueda en arenas desiertas
y guardo entre tus mares
las astillas que dejaron las batallas.

Sólo en ti existe el infinito.
Sólo tu mano antigua sabe guiar la mía
en el fluir de verdades eternas.
Mi territorio se encuentra retratado
en cada esquina de tus vías celestes.

Por eso… abrígame
cubre de risas mi acento melancólico
protégeme del dolor del vacío…


M. Eugenia Miranda L.

martes, 2 de junio de 2009

"LA TARDE TEMPLADA" DE ANTONIO MACIAS


Antonio, seguidor del blog, envía su "Tarde Templada", y me hace recordar a aquel viejo español que mi padre visitaba en Quilicura, y que asociaba con sus ancestros...siempre era en las tardes la visita, o un sábado , o un domingo, y siempre también recuerdo tardes templadas, coincidentemente Antonio,..... bueno, ese español, uno más, llegado en el Winnipeg, tenía un dicho, algo así como "arrancar los valientes marroquíes, que ahí vienen los cobardes españoles" a manera de ironía por supuesto, hoy me acordé de él con tu poema Antonio, que prometiste traspasarlo a formato con tu voz adecuado al blog, y que espero....por el momento acá va la letra....LA TARDE ESTÁ TEMPLADA


La tarde está templada,

y es como a mí me gusta:

tibia como la mano sudorosa,

seca como las hojas que se arrumban

por falta de humedad en el verano.

El estío de sol de calentura,

caduco y tembloroso,

se sacude la sed y las pelusas,

marineras del aire,

trepando el palo hostil de las penumbras.


Suena un tambor de cascos percutores,

de caballos con romas herraduras,

con espuelas de hierro,

con orejas en punta,

con jinetes saltando por la línea

del horizonte, pálida y difusa.


Ellos me dictan rápidos los versos

con la herramienta justa,

con los objetos puestos en mi mesa:

Lápiz, papel y una invisible cuna

donde sueñan, durmiendo, mis escritos:

las palabras que esperan, que rezuman

desde mi seso lúcido,

a que, azuzándolas, de mí resurjan.


Mi mente está templada,

y es como a mí me gusta:

luminosa, radiante,

tibia como la tarde que me alumbra.

Voy encendiéndole al mundo

por serranías llenas de penumbras,

larras de soledades y de riscos,

ascuas ardientes de Literatura.


Voy salvando hondonadas en los bosques

en busca de mis páramos, en busca

de mi tierra donde han dejado huellas

esos caballos de cerviz robusta;

sus relinchos con gritos desvaídos,

filtrados por los troncos de la jungla,

edifican el castillo de un poema.





Es mi verdad, es mi palabra justa,

la que no vino ayer.

Pero hoy, sin remitir perdón ni excusas,

de repente es mi espléndida visita:

de pronto, sin aviso y con mesura.


Antonio Macías Luna

lunes, 1 de junio de 2009

DOMINGO EN LA TARDE : ¡¡GUACALA!!



Mis queridos lectores del blog "El mesón de la vida", aunque variadas son las sensaciones “patológicas” de un lunes : remoloniasis, cuentasis, aterrizajes forzosos, colegiasis, y virus por el estilo, a veces también “resacasis”¿por qué no?, el del domingo por la tarde si que es un cáncer o tumor maligno, y si pudiera volver a ser el niño, que mi padre llevaba a los Juegos Diana, feliz le daría como a los “gatos porfiados” o a los “patitos”, y si el rifle me resultara impreciso, le doy con la cacha o culata..total…
Ese rojo en el calendario, y después de las dos de la tarde..ufffffffff, si de mi dependiera le aplico Chernobyl, o sea un “exterminio” 100% efectivo…
Hace 40 años ese vía crucis, comenzaba con la salida de la matinal del Cine Metro, el almuerzo con el Tata, y las eternas conversaciones acerca de la tía abuela, que no había testado en el sur, las anécdotas de la familia, y las copas de vinos Viú, que todo Chile tomaba…mientras allá lejos, el propietario de los Vinos ésos, se frotaba las manos en unas bodegas sombrías, echándole agua a su producto, que de todas maneras, era mucho mas limpia y aséptica que ahora, aún sin tanto adelanto científico en esa época…
Bueno, a eso de las seis, llegaba impajaritable a casa de nuestra vecina, el Cura Héctor, párroco de Huelquén, manejando una camioneta ¡oh que chico es el mundo!, que mi tío Santiago, beato, y de esposa española más beata todavía, y millonario, le había dejado junto con todo su patrimonio a la Iglesia Católica, en vez de a la familia, por lo cual debe haber tenido motivos valederos…¡más le vale!…
Bueno, el curita manejaba el vehículo que bien podía haber terminado como erario familiar, y resultó “vecinal”, acompañado de una dama rollona, de piernas gruesas y vitales, que a él le deben haber venido bien, después de la maratónica jornada de misas dominicales..
Bueno, y si se trataba de sacarle el cuerpo a ese domingo aburrido, fome además por ser víspera del lunes, con mi hermano Pato, nos las arreglábamos a nuestros diez años de vida, para “baypasearlo”, fumando escondidos en nuestro dormitorio, con la ventana abierta, leyendo algún porno de la época como El Pingüino o el Cancán, y después de apagada la luz en la noche, entregarnos a un consolador diálogo con Onán, imaginando a las piluchitas calatas en nuestras literas, o por último a la rollona ésa, si fallaba la imaginación.
Bueno, saquen cuentas, y si coincidieron en algo conmigo, sin duda estarán de acuerdo que al día ése, sobretodo en la tarde, hay que mandarlo al desván, donde se acumulan todos esos objetos inservibles, que le quitan espacio a la vida, y si te queda algo de TNT por ahí, dinamitarlo , agarrando parte del lunes, y a distancia por supuesto, montado, desde un adrenalínico y esperanzador “viernes”, y luego, a nombre de toda nuestra generación, celebrarlo como corresponde.
(Eduardo Osorio).

viernes, 29 de mayo de 2009

MI COLUMNA DEL DIARIO "EL OBSERVADOR" DEL LUNES 25 DE MAYO, PARA USTEDES...


Lunes 25 de mayo de 2009

Viña del Mar, la atractiva,la bella, la ABC1, es genial, y si le buscas, le encuentras...prueba a leer esto....publicado en "El Observador" este lunes, de mi autoría....

"El mendigo del Samoiedo"

En ésas estábamos, yo leyendo un libro de Galeano, que cada día me seduce más; en la mesa a mi izquierda don Elías, el Mariscal eterno del fútbol, y sus inseparables amigos alrededor de unos “cortados”, y el resto de los “samoiedanos” sumidos en sus variadas libaciones, esta tarde de mayo, cuando un hombre que pareció ser un mendigo se acercó a la mía, en plena acera de la Avenida Valparaíso.



“Pareció”, digo pues no era estrictamente eso, aunque el sombrero raído, a la manera de los limosneros, y ofrecido al revés a cada parroquiano, solicitando “moneda”, lo desnudaba totalmente. De hecho, me recordó a algún amigo, de los trasnochados y bohemios, que de repente se aparecen, luego de varios días de parranda.



Guardé mi libro, mientras el entorno humano, se hacía el desentendido, aunque el hombre pedía con educación.



Como dije, con una mano sostenía el sombrero, y con la otra -noté ahora- asía una radio tocacassette del año ñauca, y de la que salían notas tangueras.



La gente, mientras él se escurría entre las mesas “cafetaleras”, continuaba haciéndose la lesa, mirando para el lado contrario, como si la pobreza no existiera. No entendí sobre todo a quienes daban una sustanciosa propina al garzón, e ignoraban al mendicante éste. Yo no soy de los que doy dinero a cualquiera, pero se agradece más una respuesta negativa, que una indiferencia absoluta, pensé. En fin…



Llegó el momento en que me enfrentó. Yo ya había entrenado mi libreto, y sabía lo que tenía que responderle, para dejarle conforme ante la “pedida” sin éxito. Sin embargo, cuando abrió la boca, me encontré a alguien diferente.



No era un tipo cualquiera, este mendigo.



Sus dientes bien cuidados, y una compañera rubia y alta, de sonsonete argentino, que le seguía al paso, me dijeron otra cosa, y hasta un leve aroma a perfume de los caros, se paseó por el ambiente. Al final, no pude negarme, y hasta pensé que sería una vergüenza no soltarles unos 200 pesos, que lancé con fuerza al interior de lo que parecía una vieja “chistera” de mago, para que sonaran bien fuerte.



Al rato, la radio subía de volumen, y la parejita se bailaba en plena acera, un tango de Gardel y Le Pera, “de padre y señor mío”, al mejor estilo de “Perfume de Mujer”. No me quedó más que pensar: “la mendicidad, al igual que el camaleón, cambia de color, y hay que asumirla no más, en esta ciudad-jardín, que es sui-géneris hasta para mostrar su indigencia”.

miércoles, 27 de mayo de 2009

HACE MUCHOS LUCEROS


¡¡Panchita Avaria!!, nunca paras de producir, eres una máquina, vas a terminar con un "kiosko" en el cielo, vendiendo versos de lluvias, de estrellas, de infinitos caminos, que conducen a que se yo cuantos paraísos...así es tu poesía, y ahora has venido a ofrecerme algo de Valparaíso.
No escatimas segundos con tu arte, los minutos son intervalos de versos, y las horas , se traducen en miles de poesías, amiga bella, mi blog es un hogar al cual eres ¡¡Bienvenida!!, pues démosle, adelante...

HACE MUCHOS LUCEROS

VALPARAÍSO
TE ESCRIBÍ UNA CARTA
DE ROSADOS MAGNOLIOS
YA NO ERES LO QUE AYER FUISTE
MI PUERTO CUNA
CUÁNTO QUEDA DE AQUELLO
TE PREGUNTO ANGUSTIADA
LA PREGUNTA INOPORTUNA
DEJA UN DOLOR EN MI PECHO
TU CALLAS, DE REOJO PUEDO VER
LAS PENAS DE TU MIRADA
DOS LÁGRIMAS VALPARAÍSO
VAN CORRIENDO POR TU CARA.

QUE TE HAN HECHO TIERRA MÍA
HAY DOLORES EN TU ALMA
HAY HERIDAS EN TU CUERPO
ERAN CALLES DE ADOQUINES
DIGNAS LIMPIAS Y SERENAS
NO ES SOLO PENA LO QUE TIENES
VEO EN TUS OJOS VERGUENZA.

QUIÉN SE LLEVÓ DE TUS PLAZAS
Y PASEOS TUS ASIENTOS
DÓNDE SE ENCUENTRAN AHORA
TUS PARADEROS DE BUSES
POR SOBRE TODO PREGUNTO
SI TE LOS QUITARON
PORQUÉ NADIE LOS HA REPUESTO.

TUS FRUCTÍFERAS EMPRESAS
QUE ERAN EL PAN DE TU GENTE
NO SÉ POR QUÉ CAMINO SE FUERON
VOY A SALIR A TUS CALLES
GRITARÉ A LOS CUATRO VIENTOS
ALGUIEN QUE SE HAGA CARGO
DE LA ENFERMEDAD DE MI PUERTO.

ALGUIEN LE SEQUE LAS LÁGRIMAS
HAY MUCHA AGUA EN EL MAR
DE NUESTRO VALPARAÍSO
LAVEMOS CON ELLA SU ROSTRO
ENJUGUEMOS SU TRISTEZA
¡NO SUFRAS VALPARAÍSO!
TE DAREMOS LO QUE ES TUYO
SERÁS DE NUEVO
DEL PACÍFICO LA PERLA.

2º LUGAR EN:
"ENCUENTRO POÉTICO 2009 FEDERACIÓN DE SOCIEDADES MUTUALISTAS 5ª REGIÓN"
VALPARAÍSO - CHILE
.

ENTONCES....



El tiempo, es imaginación pura, lo dijo hasta Albert Einstein..."es algo creado por el hombre, una manera de medir, pero como tal no existe", y María Eugenia, por su cuenta, dados sus intereses sentimentales y románticos, tampoco quiere que ello ocurra, o sea que el tiempo exista....es un pandemonium, pero al final lo que estoy escribiendo en estos mismísimos instantes "ya era"..o sea...por ese lado el tiempo "kaput"...leamos mejor este "poemazo" "ENTONCES.... ES EL TIEMPO" de María Eugenia, que en su mail, destaca la palabra "Calypso" ¿por que será?...ya lo sabremos...¿Calypso, no era el buque de Cousteau?, o ¿será por otro motivo?..ya lo sabremos...

ENTONCES…ES EL TIEMPO

Entonces, es el tiempo el que no existe
ni los pasos del reloj
ni mi piel que se gasta y sucumbe
al caminar de las horas

Es el tiempo el que no vive
ni son recuerdos los que pienso.
Sólo es el ahora
que fue ayer hace un segundo
y tu respiro está aquí
como lo estuvo siempre

Nada de lo vivido es pretérito
nada es ausencia, todo existe, en el momento.
Ni la palabra de amor que regalaste
ni los sueños que has construído

Y es por eso que vives en mí
en el cálido fluir de los nocturnos
en la habitación encendida,
en la copa para dos,
en el fuego que crepita entre mis manos,
en la boca que sonríe al beso…
Y eres presente , por que el pasado no existe…

M. Eugenia Miranda

sábado, 23 de mayo de 2009

reset, reset y reset.....


Somos nosotros, sí, los que estamos a este lado del espejo, que buscamos la cana para trasvasijarla, esconderla, teñirla, y cortar de paso la ceja , ésa porfiada , que se sale del rebaño.
Esos que ahora sentimos envidia “sana” del coche, y hasta de la “querida” o “amante” del vecino, ¡¡bueno ya!!, cuyo pasto además, crece más verde y tupido que el de este lado de la cerca.
Soy ese, que mirará en esa vidriera la chaqueta de cuero Benetton, a la que el vendedor le acerca un encendedor y con toda la llama, para mostrarte el “calidón”, o él, que elegirá el Chanel de hombre, y asistir a la comida del viernes en la noche en Borderrío, y que no quiere escribir si no en un note book, de última generación, o llamarte por el black berry, y que si no bucea en Aguas Blancas en enero, que es todo un furor, se frustrará hasta la médula de los pies.
El que ya no celebra los happy birthay del niño, si no en el Mac Donald”s, ni entierra a los suyos en un ataúd negro, tan negro como el faber Nro. 2.
A propósito, tampoco firmará un cheque si no es con el Cross, que te regaló mamacita para la ocasión, aquella, cuando te endilgaste un Chivas de puro gusto y de “Twelwe years old”..
¡¡Hay Mariana, que sorpresas nos da la vida ¿no?!!.
Tú el mismo, que te educaste gratis, y acaso tu hijo ahora paga por tí cuando la U. de Chile, o la U.C., cobran hasta por los prospectos de admisión.
Sí, él que subía al trole por la puerta de atrás, y ahora no te bajas del Mercedes, y que si te hablan de Borges, sales con Bolaño, Simonetti o que se yo.
Se te ha venido la noche sí, con otros de tu generación, que van a Harvard, y hasta a Oxford, y vuelven como verdugos a cortarte la cabeza, vestidos de ministros gurúes, corriendo la Maratón de Nueva York, o la de Londres, según sea la ocasión.
También, unos pelafustanes, que todavía usan amalgama en la dentadura y no implantes de platino, te han venido a rayar la cancha, y tienes que aguantar no más, a no ser que te crezca el pelo, te “saquís” el Kino, o “salgay” electo Diputado.
Total en una de ésas.
Y aunque Coelho aconseja dar gracias a la vida a cada rato, y finges alegría y paz eterna, la procesión va por dentro mi querido amigo.
Hasta al Dalai Lama, le “hay” tratado de sacar recetas, pero no, …el “bille” manda compadre, el ticket en ejecutiva, el Día de la Madre en Baires, porque ahora es de “roto” celebrarlo con un asado en el patio, y con el “familión” ¿o no?...
Lo que nunca está de más “my friend”, y perdona que te lo recuerde, es saber hasta donde llegas y hasta donde alcanzas, de ahí recorrer el predio bien seguro, y haciendo lo que te gusta, disfrutar del sol, que todavía alumbra, de la luna, del librito ése que te agarró, aunque sea “una historieta de cowboys”, o de Dick Tracy, y no decir nunca “ de esta agua no beberé”, si no fíjate cúantos van de candidatos, y por otras veredas, para hacerse de una “dieta”, que al final "Compadre", ¿quieres qué te lo diga?, se queda aquí en la tierra , y no hay como echarla al cajón, aunque te dirán “fue bien gozada, y nadie quita lo bailado”, la única diferencia, es quien la ostenta, el resto como dice Bill Gates…es
... Reset, reset y reset.

viernes, 15 de mayo de 2009

FRANCISCA AVARIA MUÑOZ Y SU "PLUMA DE ORO" A NIVEL MUNDIAL.



Mi amiga Pancha Avaria, me manda orgullosa su Premio Mundial "La Pluma de Oro", que no se obtiene cualquier día, a cualquier hora, y lo más importante por cualquier poeta..ella sí lo es.."FELICITACIONES PANCHI", y desde acá te mando un gran abrazo, además de la musicalización aquella,de los "Juegos Poéticos de Otoño-2009", que me enviaste, COMO HOMENAJE...y cuyo video podrás visualizar arriba.

miércoles, 13 de mayo de 2009

UN POEMA DE ANA LUISA VALENZUELA, MI AMIGA...



Ana Luisa Valenzuela, cada vez me sorprende más con su producción poética.
No nos enredaremos ahora en concepciones y análisis, si no en su arte.
A ver, para que me entiendan mejor, acabo de ver unos tallados en un bosque de Australia, que te transportan a épocas pretéritas, y Ana Luisa, en este Poema, te trae a la mujer hasta tu puerta....... el nombre :

SOLO MUJER


Junto a los rosales del huerto
el hálito del viento
palpa de suavidad mi piel.
Me encuentro sentada en el tiempo
en un peldaño olvidado de amor.
Recorro mi niñez;
pobreza en senderos de yedras
carentes de infantes quimeras.
En mi mocedad de capullo fresco
supe lo que era abrirse
a la pasión de amores
recónditos y de inmortales sueños.
Avancé por la vida
y en los brazos vacíos
de la madurez juvenil
percibí el laberinto amargo
de las flores marchitas por el sol.
Mujer de pasiones infieles,
conocí la existencia del hombre;
del amor carnal y divino.
La devoción oculta en mi ser
me llevaron a recluirme en Dios.
Hoy vivo la fragancia de la vida
regida por un Padre Celestial,
quién guía mis pasos y los de mi amado
por los caminos de la fe.

Ana Luisa Valenzuela Retamal

lunes, 11 de mayo de 2009

UNA LEYENDA HECHA RUISEÑOR






Cuando llegué a Valparaíso, el año 1972, fue para ingresar a la Escuela Naval, y además de la maravillosa vista, que abarcaba desde Quintero hasta Las Torpederas, mi alma se encontró con un Valparaíso, que cualquiera quisiera haber conocido.
En las horas de" franco", alcancé a caminar por las calles de su "barrio chino", y pegarme algunas arrancaditas al American Bar, un local mítico, aunque lo hice disfrazado, pues de haberse sabido en el "alma mater" de la marina chilena, me habrían puesto de "patitas" en la calle.
Les decía, American Bar como paradigma, aunque los fines de semana me las arreglé para conocer algo mas, como también a la farándula viñamarina, o bohemia como ustedes quieran, por lo que muchas veces mis pasos me llevaron también hasta el hoy demolido Topsi, donde al revés, miré desde su terraza, hasta las luces de Algarrobo por el sur.
En fin cadete "lolero", le saqué un rendimiento muy “sensual” al uniforme.
Es en una de esas "salidas" cuando escuché, al filo de la madrugada, una canción, y una voz, las dos amalgamadas a una música de guitarras, tan armónicas, que no supe que era mejor.
De la voz me acuerdo, que era entonada , masculina, aunque con altos de maravilla, y me quedé "colga"o en las alturas" como dice Serrat.
Era un local de “aquellos”, y entre sus mesas se desplazaba un hombre "gordito, bajito, sencillito", de atuendos muy raídos , desgastados, pero cuyos ojos solo adiviné, pues a esa hora de la noche inexplicablemente, usaba gafas negras, pero que cantaba como los dioses, una canción, que con el tiempo ha sido un himno del "primer puerto de la república", y que en el extranjero, a la hora de las nostalgias, es un himno, pero nacional.
Salgan y verán que es así.
Bueno, a la hora de las causas, razones y demases, supe que el cantante era apodado con entera justicia "El ruiseñor de los cerros porteños", y la canción no era otra que "La Joya del Pacífico", ésa que reza así......"Del cerro Los Placeres,yo me pasé al Barón, la ra la la la la..............," .
Por mi parte, yo pasé a otras cosas. Mi vida, transcurrió lejos de Valparaíso, durante veinte años, y hasta en el extranjero, donde además pude constatar lo que sucedía con esa melodía y letra, una verdadera sociedad entre el ciudadano de Chile, el mundo y Valparaíso.
El año 1991, estuve de vuelta, y con una "morbosidad placenteramente culpable" fui a recorrer el Barrio Chino, ahora de día.
Me encontré con telarañas, y con las puertas tapiadas de los bares de antaño, por culpa del progreso, y de la cesantía, pero cual no sería mi sorpresa a la altura del Mercado del Puerto, en plena Plaza Echaurren, escuchar una voz que asocié a mi primera estada en "Pancho"...Claro, inconfundible, aguardentosa ahora, pero entonada y "decidora", montando en un caballito de batalla universal....."Me vine al Cordillera en busca de mi amor....".
La madurez mía ahora identificó al cantante , Jorge FARIAS en realidad, el mismísimo “ruiseñor” de antaño, y ésta vez cantaba por monedas, y en la calle, aunque se le achacaban a su cartelera, discos y actuaciones hasta con Antonio Prieto y Los Panchos.
Un diálogo corto que sostuve con Jorge, fue interrumpido luego, por un vendedor de pescado que agradecido por la canción le hizo llegar un paquetito de piures y una "cañita", y aunque siempre de gafas oscuras, discriminó y la apuró en un santiamén.
Desde esa vez, volvieron a pasar , diecisiete años, para escuchar y leer una noticia cruel, golpeadora : "Víctima de la Cirrosis falleció el "Ruiseñor de los Cerros Porteños".
Jorge FARIAS, “ruiseñor” primero, hombre después, pensé.
Valparaíso entonces, se volcó a la Iglesia La Matriz para homenajearlo, aunque ahora “finado”, y al cura le interrumpieron la misa cantando una diez veces "La Joya del Pacífico". Luego el cortejo recorrió de arriba abajo el Barrio Chino, y se detuvo cada vez frente a las ruinas del "Roland Bar, American Bar, y Los Siete Espejos" ese mediodía de domingo, y el cortejo fue una fila interminable de vehículos que iba desde la Caleta “El Membrillo”, hasta el Cementerio de Playa Ancha.
Se recordó a la hora de los discursos luego, que cantó el tema central de la película de Aldo Francia, "Valparaíso mi Amor", que gorjeaba , que amó a las mujeres mas lindas y fue amado también, que usaba gafas negras pues una despechada le hirió los párpados y le dejó una eterna cicatriz, y hasta hubo de parte de un hoy Alcalde, un "yo le tramitaba una pensión, por el aporte a Valparaíso y se murió justo cuando...."
Fue una leyenda dije yo, cuando al iniciarse un partido de Wanderers frente al Audax Italiano, también ese día funesto, se escuchó en el prólogo, y por los altoparlantes " El Bazar de los Juguetes", y varias otras canciones del "Negro", y hasta un minuto de silencio de jugadores que ni siquiera le conocieron se le tributó.
Ah., la leyenda de Jorge Farías continúa, pues aunque en el ideario musical , Víctor Acosta figura como autor de" La Joya del Pacífico", se que al igual que ocurrió con "La Consentida" de Jaime Atria, y lo he escuchado de muy buena fuente, que una noche de inspiración, y frente a los buques surtos en la bahía, con ese telón maravilloso de los cerros del Puerto, "El Negro" tomó la guitarra, escuchó a una voz “celestial”, y que le susurró al oído, con el viento de fondo, unas pequeñas estrofas, que terminaban con..."Torpederas de mi Ensueño, Valparaíso de mi Amor", la que sólo le pedía que no se cansara de cantarlas en honor al Puerto, y hasta su muerte.
Tán-Tán.
Digo yo.

jueves, 7 de mayo de 2009

CONVERSANDO CON VILLEGAS EN LA FERIA DEL LIBRO




Reordenando mis escritos, les quiero convidar retazos de una conversación que sostuve con Fernando Villegas, en la Feria del Libro de Viña, este verano, y publicada en Diario del Norte, "El Morrocotudo" ...en la que me define a un tipo muy especial..... el "Negrito de Harvard"
categorias: Columna - Sociedad - Nacional

Si hay algo en la vida que anhelé, es escribir, y esto es como sacar el carné, aunque bien se que no te convierte en escritor, pero si te bautiza.

Escrito por Eduardo Osorio

Compartir en Facebook

Empieza a caer la tarde sobre Viña del Mar, este 12 de marzo.
El cielo adquiere una tonalidad violeta por mientras y me niego a encender la luz eléctrica, porque esta luminosidad del día, a pesar de fenecer, es de una belleza impresionante, y lo más bien que me permite teclear, mientras la radio local y universitaria, que escucho en las tardes, emite el Concierto de Varsovia.

Doy las gracias también, por poder discriminar lo que oigo. Asimismo, de mirar alrededor y ver tanto libro disperso en mi cuchitril, que a mi mujer le molestan, en un desorden que solo yo me entiendo.

Desde sus hojas sepias, me saludan Borges, De Rokha, Miller, Ampuero. Hay de todo un poco, y un poco de todo.

Cuántas veces, me pregunto, asistí a la Feria del Libro de Viña del Mar, miré los anaqueles repletos de libros, y conversé con los escritores, acerca de lo que mejor hacen, culto que no podía profesar de lleno por mi labor periodística.

Inclusive, a principios de este Verano lo hacía con Fernando Villegas acerca de su penúltimo libro “El Chile que no queremos”, y cuando me decía que no es un referente, que lo tiene sin cuidado aquello de criticar a la sociedad nuestra, y que le da lo mismo como lo tomen.

También reconocía no ser un escritor ni un sociólogo sino un “gallo” que dice lo que piensa.

Al final me advierte que son puras pamplinas, eso de que vivimos aislados, que la cordillera y el mar, y la cacha de la espada, etc., etc., lo que no influye en cómo seamos y somos tan malos o tan buenos como cualquier otro habitante del planeta. Tampoco se siente un referente, porque cada cual puede hacer lo que quiera, donde le plazca, y cómo.

Bien, a que el alcance, a que hoy justamente, 12 de marzo, lanzaba su última obra : “Tenga usted la bondad de irse a la cresta”, un diccionario “villeguino”, describiendo a su manera a los “chantas”, “los pelolais”, los “flaites” , y los “apitutados”.

Sin embargo, quienes han hecho el acercamiento al libro, no han reparado en el “negrito de Harvard”, que en enero me anticipó.

Se trata del chileno de medio pelo, que tiene la suerte, amén de su capacidad, de postular a una beca en Harvard y se la gana.

Al cabo de unos años regresará, luego de pagarse los estudios, con plata de todos los chilenos, a cortar cabezas en las empresas donde se desempeñe como Gerente de Finanzas o Administrador, y a ser la peor espina para los de su clase.

No hay quien se le escape, de capitán a paje y empleará la guillotina para llegar a como de lugar a los dos dígitos de desocupación.

Era eso no más, salvo agregar, que según Fernando, los únicos que merecen su respeto, y ante los cuales se saca el sombrero (bien difícil lo veo por la peluca), son los “pobladores”.
______________________________________________
__

domingo, 3 de mayo de 2009

EL AMOR TIENE ALGO DE EGOISMO





Se va el domingo como el agua por el lavatorio de manos, rápido, rapidito, dejando caer sobre Viña del Mar ese gris envoltorio, que trae a la noche disfrazada, y hasta advierto algunas prostitutas “after-hour”, todavía salientes de caña, y carentes de “money” en algunas esquinas de Libertad.
Esto último me demuestra que el taxímetro del amor no tiene descanso.
La misma Avenida acoge ahora a mi cacharro, que pisa las hojas de plátano oriental, lo que hasta ayer no tenía claro.
Si eran éstos o abetos, dada mi vegetal ignorancia.
Las luces, que se quedaron desde la Navidad algunas, me alumbran el camino, mientras soy sobrepasado por urgentes santiaguinos camino de su hogar, ruta 68 mediante, y Dios también.
Pienso : “estar vivo, es estar condenado a muerte”, y no soy el primero que lo dice, imaginándome los 140 kilómetros que adquirirá el casi cero kilómetro rojo rabioso, a mi lado, que espera la verde en 8 norte acelerando que es un niño.
Se ha venido a instalar sobre mi ciudad, la furibunda depre, y algunos hasta corren, saliendo de panaderías con el pan para los desayunos de mañana, pensando ya no en el hoy, si no que en el mañana.
También me ha venido una ramalada de asertividad, pensando en el amor, una buena terapia para este tipo de “crisis existencial”.
Claro, eureka.
Quienes están bajo su égida, no corren, no miran prostitutas, no les importan las hojas del otoño, si no para componer un poema, ni tampoco se entristecen con las luces sepias de la tarde-noche, ni les importa el resultado del partido del Everton, ni la vuelta a Santiago de los afuerinos, ni un pan que mañana amanecerá un poco duro…
A ellos sólo les interesa ser correspondidos.
Entonces digo, el amor para que sea amor, debe tener algo de egoísmo.

viernes, 1 de mayo de 2009

¡¡HEY ALBERTITO, EL TIEMPO ES PURA IMAGINACION…!!





Alberto, a sus 75, se sienta en una banca de la remozada Plaza Chacabuco de Santiago, y mira hacia el Hipódromo Chile, con la vista perdida . Yo hago lo mismo.

Luego, se concentra en el portón, por donde salen los caballos al paseo por el barrio, con sus cuidadores, esta mitad de semana.

Mi entrevistado, le jugó a las patas de los "finasangre", toda su “vida útil”, incluyendo los haberes de una farmacia, fruto de la herencia familiar.

¡¡Ay Albertito, por Dios, y como se te fue a ocurrir!!, parafrasea a su esposa, cuando ésta descubría la caja de la máquina registradora vacía….…

Ahora mira nostálgico los lomos de los "matungos", a los cuales apostó, y sin ningún seguro, pues lo más probable, es que dados los frenéticos galopes, alguna, y más de una vez le ocurrió, su caballo, que iba primero, y una yegua o dos también, se quebró una pata, y adiós los boletos. Incluso, tuvo que resignarse ante el balazo certero del veterinario, “para que la bestia no sufriera”.

A lo mejor hasta comió de ella, cuando compró carne de equino, de la sabrosa, en la carnicería de la esquina, disfrazada de vacuno, aunque “algo duranga”.

He llegado hoy, al barrio Independencia de Santiago, a su pleno corazón, para redactar un reportaje sobre la colusión de las farmacias, y me han presentado a este “Príncipe de otrora” , que tuvo su mayor esplendor, cuando en los “60, hasta su botica iban los futbolistas del Estadio Santa Laura, y los jinetes del “Chile”, a comprarle un “remedio pa la caña”, y poder entrenar o correr, o también un linimento, y una dosis de yohimbina, el antepasado del Viagra, para una cita clandestina.

Me cuenta :

”Doña --Meretriz-- Riquelme, la dueña del burdel, que le hacía la competencia a la Tía Carlina de Vivaceta, me compraba la yohimbina por kilos, para darle a sus asiladas y clientes."

"¡¡ Ah, que tiempos aquellos, cuando fabricaba la Cafisana, el mejor anti-resfríos, y vendía sin receta a los amigos, alguna cosita para dormirse, o al revés para enfrentar la noche…!!”

¡¡Amigo periodista, por siaca, a Meretriz le pusimos así, por su “vocación”, y nunca le supe el nombre, pero tan justo le quedó el apódo, que el día de hoy, hasta misas le han hecho…” ….."""a la memoria de Meretriz, empieza el cura"""……jajajajajajajaja.

Hoy, plagado de restaurante chinos, y hasta de un “rascacielos habitacional”, el barrio Independencia, que de repente muestra todavía un viejo riel de tranvía, a la altura de la Plaza, le ve caminar, con su próstata rendida, y su glicemia por las nubes, pero con la memoria, tan intacta, que no parece ser real lo que me cuenta.

Antes de irme, y que la "parka", se de una vuelta por su hogar, le digo, que el tiempo es pura imaginación…..y que volveré por ahí, no mañana ni pasado, si no que SIEMPRE.

(Eduardo Osorio-abril del 2009)

miércoles, 29 de abril de 2009

"CUIDADO : LA IEJELOSPERROS PUEDE SER CRISTO"....


ARTICULO de EDUARDO OSORIO PUBLICADO AYER EN EL NORTE...
Cuidado: ¡"¡¡CUIDADO LAIEJELOSPERROS PUEDE SER CRISTO!!"

Categorias: Columna - Sociedad - Nacional

Una "antisocial" mugrienta, y con su jauría de perros, llega a ser más humana, que los que van a Misa o lucran con Dios, a cada rato.

Leído 265 veces

Escrito por Eduardo Osorio



Compartir



Aunque tengo en mente “atacar” periodísticamente algunas insinuaciones de lectores impacientes, no puedo darme el lujo de dejar pasar a la “IEJELOSPERROS”.

No, no es un trabalenguas, ni tampoco un acertijo.

Es simplemente, un ser humano marginal, como sus iguales : el submundo viñamarino de la vagancia y la mendicidad.

“LAIEJELOSPERROS”, recorre el centro de Viña, de arriba abajo,pero puede ser también Coquimbo, Chillán.

De vestir descuidado, y apariencia de alienada, va detrás o delante de sus perros, una jauría, pero ninguno, milagrosamente con rabia o “bravo”.

“Están bien enseñados” me dice, con sólo un diente” canino” (coincidencia feroz), en su boca casi desierta si no es por el colmillo ése, y mira a sus mascotas, como una madre a sus hijos, mientras contesta.

No se identifica con nombre, y no se enoja cuando los peatones la saludan con el apódo de “IEJELOSPERROS”, es hasta mística diría yo, pues se ríe, y a todo el mundo le mira afablemente, resultando una caricatura la poco poblada boca.

En Los Miserables, Víctor Hugo, o Jonathan Swiftt, un crítico social, y hasta nuestro Hernán Rivera Letelier, han tratado de fotografiar literariamente a estos desadaptados , y lo han conseguido sin duda, pero nosotros no obstante, nos empeñaremos en aquello este rato.

Olorosa a pobreza, mezcla rara de aroma a leña y basura, con su ropa nada más sucia, y “luciendo piñén”, el más elemental signo de desaseo, en sus manos y pies, se sienta, cuando se cansa, frente al Samoiedo, o a un hotel de moda. Los perros también.

Carga una bolsa con alimento para “mascotas”, y comienza con la “repartija” a ver Nerón, Jackie, Pinoché, y para que nadie pelee, al último lo bautizó como Fidel Castro, tal cual.

Los “cuicos” viñamarinos le hacen asco, mientras el típico clase media a simple vista, y el pobretón, empatizan con “Laiejelosperros”, que empieza con su show ¿show?.

Claro, los perros, doce en total, se estiran, saltan, se sientan, hacen musarañas, y acrobacias, dignas de circo, o sea de animales domados por un especialista…pero no, es tan sólo “LA IEJELOSPERROS”, que luego del espectáculo, pasa un sombrero para recaudar la colaboración, que no es poca, tomando en cuenta la crisis.

Luego de un rato repite, y si no a “volar los patos”.

Pero aquí viene lo increíble, y nos damos gracias de seguirle el itinerario.

Es digno de Ripley, lo que hace, en estos tiempos, y estamos ante un verdadero SER HUMANO, y mucho más que otros, que visten elegante, son Doctores, y hasta pastores.

“LAIEJELOSPERROS”, en su albedrío, ha observado en el recorrido, que una mujer, de unos 30, embarazada notoriamente, yace sentada muy triste en uno de los bancos instalados en la Plaza Sucre viñamarina, mientras todos pasan indiferentes ante su congoja.

Mientras nosotros nos hacemos los desentendidos, y no evidenciamos ser “reporteros de la vida”, ella, se desentiende de su “troupe”, que no obstante le aguarda en celosa espera, y lealtad.

Luego, se sienta al lado de la afligida niña casi, y le pasa delicadamente su mano por el pelo, saca un pañuelo, inmundo, y parece secar su rostro, claro, unas lágrimas lo surcan.

Luego, conversa, a la mejor manera de una trabajadora social, lo que me imagino, pues nunca las he visto actuar, salvo hacer fichas y fichas, para tratar que no caigas en la categoría de CAS, y la consuela.

Es una verdadera madre, pues afecto le sobra, y si no fuera por la pinta, cualquiera creería que se trata de un candidato a algo en faena preelectoral.

Pero no. Se trata de un ser catalogado como “antisocial”, cochino y feo, para más remate, que no tiene cabida en la sociedad.

Pero no he terminado señores, y acá viene lo más increíble, y demuestra paradojalmente su humanidad, al sacarse de un bolsillo dos huevos duros, que empieza a pelar para darle a la muchacha aquella, acongojada por su situación.

Luego, sacará desde otro escondite de su vestimenta, un billete de mil pesos, y que entrega en la mano de la mujer, la que se resiste a aceptar la dádiva, pero puede más su gesto, le toma la mano, le pone el dinero, y se la hace empuñar.

Acto seguido le da un beso en la frente, y se despide, continuando su caminata por el centro de la ciudad.

¿Qué me dicen?

“Si me lo hubieran contado, no lo hubiera creído” dice el acervo popular cuando estamos ante un hecho como éste.

En pleno 2009, con crisis, anuncios de fin de mundo, y egoísmo, ésta “IEJELOSPERROS”, nos deja con la boca abierta.

Cuando me trato de explicar, lo inexplicable, viene a mi memoria, una frase de mi abuela, hoy fallecida, una intérprete de la Biblia a su manera, que me dijo un dia: “Jesús se disfraza de pobre, y nos prueba”, agregando que “cuando volviera, lo haría como un ladrón en la noche".

Quizás, y de acuerdo a este predicamento “laiejelosperros”, algo debe tener de Cristo, o lisa y llanamente, ella está mal, y nosotros el resto, los decentes, trabajadores, cesantes, pastores de la iglesia, “cuicos” y no “cuicos”, ¡estamos todos bien!.

sábado, 25 de abril de 2009

CUANDO SE VA OFICIALMENTE "EL MATADOR"....




El dos de junio, se va definitivamente o en forma oficial del fútbol "El Matador"..Este artículo lo escribí a propósito, cuando ya se adivinaba su adiós, y se los transcribo....http://www.elmorrocotudo.cl/admin/render/noticia/18455#comment-145452 más sus mejores goles, que verán en la barra de video en la parte superior..


Marcelo Salas: A la Hora de la Despedida
categorias: Nacional - Deporte - Columna

Mi relación periodística con Marcelo, en una nota que es como una "brizna", tal como su contacto con los micrófonos. No está ausente Iván Zamorano. (VIDEO) Por Eduardo Osorio

Leído 4341 veces

Escrito por Eduardo Osorio

A comienzos de los 80, época que me es un pláceme recordar, por diferentes motivos, los sábados en la mañana, concurría a unas canchas en Quilín, a practicar fútbol amateur de “alcurnia”.

Integraba el equipo “Los Dragones” (lindo nombrecito), que formaban ente otros Manuel “Loco” Araya, Orlando “Chocolito” Ramírez, Fernando "Pernil" (ojo, hay otro pernil) Torres, todos ex - jugadores profesionales. Imagínense que nuestro “aguatero” era Nelson Maldonado, en ese tiempo utilero de la Selección.

¿A qué el recuerdo?

A que una vez terminados los partidos, nos quedábamos a ver el fútbol “joven”, en las canchas de lo que hoy es la ANFP.

Entonces llamaba la atención un taxi, que siempre llegaba atrasado a la cita.

Claro, en él viajaba un niño de mechas tiesas, sentadito adelante, que se bajaba corriendo con un bolso inmenso, (se notaba había servido para otros menesteres), mientras el chofer, que más tarde yo reconocería como su padre, hacía los gesto típicos de agradecimiento a un pasajero que iba por su parte, muy sentado atrás, y se volvía a continuar su “carrera”.

O sea, Marcelito Salas, que era apenas un niño, llegaba a jugar por la “U”, cambiaba la historia de los partidos en dos segundos, “Pepe” Ruíz su entrenador le felicitaba, el camarín se llenaba de elogios, recordando las “jugadazas”, y que nosotros le aplaudíamos, mientras, ¡miren lo que son las cosas!, su padre debía trabajar, y perderse el espectáculo.

Esa es mi primera “relación” con Marcelo.

Luego ésta se tornaría periodística ciento por ciento.

Claro, pasaron los años y los Campeonatos luego, y mi olfato reporteril, como el de muchos, no se había equivocado.

Vino luego el apódo de “El Matador”, las portadas, y algunas entrevistas en recónditos Estadios de Chile, que guardo por ahí, y con el ocre olor del linimento de fondo.

También me ocurrió con Iván, aunque más profesional, y no tan humana la evocación, por el origen ya mencionado.

A los dos los traté con micrófono de por medio, con “el aire” de la radio, y la adrenalina de una entrevista al paso, y creánmelo, nunca me sentí defraudado, aunque hay matices que comprender.

Marcelo a medida que crecía en popularidad, domaba su pelo, y exhalaba perfumes caros, se alejaba más, queriéndolo o no, de ese empático trato con un reportero, haciendo de su espacio un líquido amniótico, que era difícil cortar o cruzar.

En cambio Iván, tan o más humilde que “El Matador” en sus orígenes, jamás me negó una entrevista , tuvo un gesto de “ensimismamiento” o de divo, y al contrario, inalcanzable a veces para mi micrófono, desde allá, del fondo de la Conferencia, tuvo una levantada de ceja, un gesto amable o una risita, con la cual se excusaba de no poder contestarme, y que refrendaba luego al pasar a mi lado y tocarme la cabeza paternalmente.

Eso mismo debo reconocer, se lo critiqué, cuando lo hizo con Acosta en Pinto Durán, su Jefe.

Pero honradamente para mí, fue un incentivo, y produjo un cariño que le guardo hasta ahora, pues no debe olvidarse, que por nuestras venas circula sangre, y el afecto es un claro atributo de la especie humana.
Vino luego todo a amalgamarse en una mescolanza de carácter, fútbol, nacionalidad, pasaportes y éxito en Francia “98.

Mientras yo corría tras la Selección, con una credencial, una grabadora, y un sándwich al paso, y con una mostaza de sabor horrible untando un baguette, ellos muy sentados en un cómodo bus, vivían cada cual su mundo, y no estaban ni ahí con tratarse, lo que es vox-populi, y de lo que doy fe.

Sin embargo en la cancha la dualidad, y antes el “conche…” de Zamorano cantando el himno nacional, y la forma de asentir de Marcelo, y su “tirando todos juntos para el mismo lado en la cancha”, me dieron pie para concebir, que nuestra libertad termina donde comienza la de los demás, que todos somos seres universales y con un propio universo también, y a la hora de la suma, no somos nadie para condenar…

Al final es un precio que hay que pagar.

Marcelito, (nunca olvido tu imagen de niño, y te lo dije un día), ¡QUE TE VAYA MUY BIEN, EN EL RESTO DE TU VIDA!

CON "BRUNO EL INMORTAL".....




Sigo correteando por el mundo, y ahora de paso por VALPARAÍSO.
Me parece mentira, que esté tan sucio el Patrimonio..los camiones del Aseo parece no dan abasto, o los choferes tienen “tuttísimo”, y quieren irse luego a casa…
Los perros parecen dueños de la calle, pero……..
No vine a lamentarme, ni a llorar sobre la “basura derramada”..no…
Es en una de estas salidas que me encuentro con Bruno Bernal, él hombre que ha dado dos veces LA VUELTA AL MUNDO…
Pero no como Marco Polo, Vespucio o algún pentamillonario de ahora, si no que trotando, corriendo.
Bruno, es un atleta senior, que un día tal como se cuenta en la novela y película Forrest Gump, se aburrió de su trabajo administrativo en la Aduana, por allá por el “sure”, Lonquimay, creo, dejó el escritorio, se calzó pantalón corto, zapatillas y corrió, y corrió, y corrió hasta llegar a Valparaíso, sin mirar hacia atrás.
Y ya bien aterrizado, comenzó a correr y correr, pero un poco más domesticado..
Por ejemplo, hasta hace un par de años trotaba todos los días entre el Puerto y Quintero, ida y vuelta, lo que equivale a dos maratones diarias..
Calculando lo que ha hecho en ese trayecto, más sus entrenamientos diarios ahora, en el Estadio Valparaíso, sobrepasa la cantidad de kilómetros que el planeta tiene en su paralelo más central..
Pero eso no es todo, es poeta, y recita además…
Pero lo que es más fantástico, en esta tierra de sueños, es que tiene cerca de 80 años..
Su alimento : sueños, y una mentalidad a prueba de depresiones y malos augurios.
Conversar con él, es dejar chico al Secreto o una obra de Coelho..
De hecho esta foto de nuestro encuentro, debiera haber sido película por lo de argumentos que me dio este "Bruno Inmortal", como él mismo se hace llamar…..

viernes, 24 de abril de 2009

VUELO PERFECTO




Cuando ustedes postean al blog, el mail que contacta es "vueloperfecto@gmail.com", nombre que se sale un poco de la tónica al respecto.
¿Y saben el motivo?...Es que cuando un piloto de una aeronave aterriza con su nave a cargo sin novedad, dice es un "vuelo perfecto", o sea que no han habido novedades.
Eso, eso mismito, yo lo aplico a las demás actividades de nosotros los seres humanos,como conducir un auto, caminar, hacer un trabajo, y si se hace sin novedad, es para mí un "vuelo perfecto" también...
Ahora mismo, este blog ha ido en "vuelo perfecto", y tanto que una colega escritora , que sólo se identifica con su mail GAVIOTA MAR AZUL, me ha posteado escribiéndome "lindo nick", y muy felizmente ha agregado algo que recreó ella también seguramente, que se llama Vuelo Perfecto, impecable coincidencia, feliz coincidencia diría yo, aquí está :


VUELO PERFECTO




Vuelo perfecto

es la vida que nos permite

soñar con los ojos abiertos

para que las luces

acaricien nuestra alma.



Vuelo perfecto

es la brisa que nos despeina

a orillas del mar que revolotea

rasguñando nuestros pies.



Vuelo perfecto

es la mano alzada

cuando pretenden cercenarla

para que no vayas lejos.



Vuelo perfecto

es el murmullo de las nubes

acariciando los techos

con gatos dormidos.



Vuelo perfecto

es lo que me inspira

lo que me guía y conduce

lo que me abraza y me ata.

miércoles, 22 de abril de 2009



Hoy en la madrugada, se incendió La Grúa, el Muelle Vergara, para ser más precisos, y tras la "quemazón" casi nadie dijo nada, salvo que fue intencional.
A la Alcaldesa le escuché más tarde, que ya era cuento aquello, y se desentendían los municipales de su Administración..
¿Cúantos paseos a la orilla del mar?, ¿Cúantas veladas en sus restaurantes, que no figuraron en ninguna guía turística, y con cantantes "de bajada"?... Muchos romances bajo su estructura, por supuesto, y a uno me referiré, y que tiene a La Grúa como alcahueta.
Escribí este relato, hace un tiempo, y basado en algo que escuché. Vaya entonces, como homenaje al frío monumento, pero que es también un baúl de recuerdos...léanlo, aquí está especialmente para ustedes...

Los amantes de La Grúa

La primera cita y la última fueron en La Grúa.
Cuando él, tiritaba frente al Chat por conocerla personalmente, y ya las auras electrónicas habían hecho ese acercamiento virtual, no se le ocurrió nada mejor, como punto de encuentro que La Grúa.
Un amasijo de concreto y de fierros oxidados, y que cada cierto tiempo se hace a la mar de las mentes viñamarinas para convertirse en un restaurant, café o muelle para pescadores aficionados, era el lugar ideal, para esa cita clandestina.
Desde el fondo de los tiempos de la ciudad jardín, ese enclave, y ahora un muelle abandonado, sirvió para que los barcos que traían el azúcar tosca y cruda, fuera desembarcada, y trasladada desde ahí a las filtradoras de la Refinería. Y para hacer de alcahueta de amoríos como éste, también.
Era para ellos, el muelle de otrora, el lugar adecuado para que la clandestina relación, produjera también el desembarco de sensaciones junto a los pilares, que sostenían la gran mole.
La hora convenida no fue problema, pues ambos, a pesar de lo traumático, y embarazoso de sus respectivos lazos, hicieron los arreglos para que la puesta de sol les diera el marco romántico, y también la oscuridad necesaria para ser inadvertidos, y pasar por alto ese síndrome del pueblo chico…
Ella, de unos 45 años, y madre de tres hijos, él, con dos experiencias matrimoniales a cuestas, y cuatro pensiones alimenticias pagándose regularmente en el Juzgado de Familia de Viña del Mar, fueron los currículos, que ya se habían intercambiado cuando las teclas del ordenador se hundieron por la orden de sus mentes ávidas de cariño.
La hora cero había llegado por fin, y él tiritaba ante los efluvios de su virilidad, acicateada por las fotos, que ella le había enviado casi una por semana, y que dejaban ver su belleza, que aunque ajada, le producía vértigos.
La mujer, con ese cimbreo de las hormonas femeninas, llegó por el norte, y teniendo como fondo el Sanatorio Marítimo, que a su vez, y a esa hora, en su interior, bullaba de la actividad que genera el cuidado de los púberes enfermitos y sus matronas.
Un cuadro viñamarino decadente, era por contrapartida, sin embargo, el aliño estético para esa cita a ciegas.
Cuando le quedaban unos veinte metros para bajar las escalas que conducen a la playa, y tras una mirada entre apercibidora, y de conocimiento del terreno que pisaba, él supo que era ella, y de inmediato se pasó una cuenta : cúantas frases copiadas a Kahlil Gibran , a García Lorca y Neruda, para galantearla, y llegar a que se produjera el desenfrenado caudal de “quiero conocerte” o “saber como eres”, se cruzaban por su mente atropellándose a la hora del recuento pre-cita.
Sin duda, que la seguridad que de ella emanó, al momento de enfrentarse en la arena con el ruido de las olas pegando contra los gaviones, fue lo que más le produjo mariposas en la guata, pero ya está pensó, a la hora que sus labios coincidieron en dos hola como estás, que chocaron en el aire, y produjeron un estallido perhuétano que los aleló.
Ahí estaban, y por fin la madre naturaleza coincidió, como no lo hace regularmente, para que la química brotara, y tal como se habían sugerido pusiera la rúbrica a la relación que se adivinaba.
La Grúa, garra de acero y cemento que se proyecta al mar, y sirviera otrora, para que millones y millones de toneladas de azúcar natural pasaran a otro estado en la industria más famosa de la Viña del Mar de los sesenta, los vio amarse al cabo de un par de minutos, y su amparo bajo los pilares, fue el mejor hospedaje para las siluetas de sus cuerpos que ahora se confundían con las demás sombras, y que dejaban ver a cada recogida de la mar moluscos y peces de roca afirmados a la vida.
Aunque el frío del invierno costero, y la llovizna los empujaban, pudo más el verano de sus cuerpos repletos de lívido, y no se entumieron para nada, mientras por la parte superior del paseo, ingenúos adolescentes, y ancianos en plan de caminar y prolongar la vida, los ignoraban así como así.
Más de alguna vez ahora, las manos buscaron refugio en las convexidades y concavidades corporales, coincidiendo, mientras inventaban excusas contando las ventanas encendidas de los pocos departamentos habitados de la Avenida Perú en esa época de sosiego.
Eso, respecto de la primera vez que se conocieron, y que dio paso a otros capítulos, en que no quedó nada a la imaginación, y al conocimiento exhaustivo de sus dotes, se refiere.
Nunca hubo sí, otro lugar para citarse, y fueron fieles al nonagenario monumento.
Las horas del sepulcro del día fueron la relación temporal, y por la cual se midieron.
Cúantas de esas reuniones fueron alegradas o apenadas con tantas y tantas también situaciones de la vida cotidiana, que les acotaban el camino.
Pero también, la cercanía del mar, la salobre vaguada, les vino a dar el exotismo que una relación sentimental tan intempestiva y ardiente, necesita para ser más auténtica.
Veinte o más veces, sus cuerpos se entrelazaron en acoples fenomenales, que no le dieron lugar al frío insinuante del viento que venía de mar adentro, y a veces los anzuelos galopantes en el aire de novatos pescadores, se enredaron en la vestimenta de los amantes de La Grúa.
Así también otras tantas orinas les cayeron sobre sus cabelleras y humanidades, haciendo de éste el más excitante de los amores, que desde los cuentos de las Mil y Una Noches y el Decamerón, se hayan llevado a cabo, y lo que hoy cuento para ustedes.
Pero como todo lo que se empieza, busca luego una forma de suicidarse, ésta no fue la excepción.
Unas fotos, que aunque difusas mostraban algo de sus perfiles, una llamada telefónica intervenida por manos negras y detectivescas en el más cerdo sentido de la palabra, un hackeo del mail, un soplo, y un seguimiento a finish, pagado irónicamente con el mismo dinero que uno de ellos procuraba al “grupo familiar”…configuraron una nota fría al pie de un todavía más Decreto Judicial : Juzgado de Familia, Viña del Mar, Causa 18.999.- “Medios de prueba solicitud de divorcio de xxx a yyyy. Ojo : Contiene fotos en La Grúa.


lunes, 20 de abril de 2009

EL DIA DEL LIBRO A MI MANERA...




No hay nada que hacer. Si estamos escribiendo en este medio, es porque hemos leído, y si hemos leìdo, es porque hemos firmado un contrato de por vida con la cultura, y con... LOS LIBROS pues. ¿Qué se creen?, ¿que iba a dejar pasar de largo el Día Internacional de los LIBROS?.

A pesar de tener en vista algunas otras ideas que desarrollar, y que maduro y preparo, confieso que ahora escribo sin pauteo, y lo que me sale del alma lo estoy volcando directamente en el papel digital.

Así como un día de abril murieron ( y me lo recuerda mi amigo y seguidor Antonio Macías) CERVANTES, SHAKESPEARE o GARCILASO DE LA VEGA, el que habla en época remota, no sé si un 23 de abril, un 24 de marzo o un 6 de septiembre, comenzó a sentir una pasión, que se fue haciendo crónica, por unos cúmulos de papel, que contenìan muchas historias, poemas, o crónicas con entretenidìsimos protagonistas.

Alumno del Instituto Nacional, y la autoreferencia vale, tuve como Profesor a un fumador empedernido, pero al mismo tiempo, un loco por la cultura y la lectura, que nos imbuyó a todos los de la clase, el gusto por leer. No recuerdo exactamente cómo lo hizo, pero desde ese entonces me lo leo todo, y crèanme sè discriminar, no cuanti, sino cualitativamente, y no “cuanti-cuali”, como se habla coloquialmente.. Infante se apellidaba, y me acercó en sus horas de Castellano a Jack London,Francisco Coloane, Antoine de Saint Exùpery, y, a... Liborio Brieva, ¿Este último, lo conocen o lo han escuchado nombrar?...Se trata del cronista de nuestra historia (hay muchos lo se, pero el más lúcido), quien noveló y las hizo más digeribles, por ejemplo, las osadías de Rodríguez, las patriadas de Carrera, y los denuedos de O”Higgins, sin dejar de lado en absoluto, las urgencias de Marcó del Pont, y por supuesto el interés de San Bruno por disuadir a los patriotas, y también poniéndonos al tanto de sus pellejerías y hasta “conquistas”, pero sentimentales estas últimas.
¿Saben ustedes, lo que es quedarse dormido leyendo esas joyitas, seguidas al otro dìa de un clàsico de Julio Verne, o un Loco Estero de Blest Gana?

Al respecto, hace unos días escuchaba a Jorge Edwards, que escarba en la historia librera, y recupera para la memoria chilena, a los recónditos GONZÁLEZ VERA y al autor de Martín RIVAS justamente, amén de Joaquín EDWARDS BELLO, un porteño que le inspiró "EL INÚTIL DE LA FAMILIA".

BUENO, ME RAYÉ, PORQUE EL TAN SÓLO OLOR DE UN LIBRO VIEJO, ME RESULTA ADICTIVO. ASIMISMO, UNA ANOTACIÓN AL MARGEN, Y HASTA UNA FE DE ERRATAS ME CAUTIVA.
Un colofón y un epìlogo son aliños, que no dejo pasar en un buen libro.

Para terminar una anécdota que puede entretenerles y servirles, y que tiene de protagonista a ese lector compulsivo ejemplar de INFANTE.
¿Saben?, de este “enjundioso” profesor aquel, aprendí a leer y a observar, a partir de la novela Robinson Crusoe.

Ustedes saben que a nuestra Isla ubicada frente a San Antonio, y a unos 700 kilómetros mar adentro, y que es en realidad un archipiélago, compuesto ademàs por la Santa Clara y la Alejandro Selkirk, se le adjudica haber sido el hogar de Robinson Crusoe, ¿cierto?. Pues bien, INFANTE me dijo un día: mentira, pero no peyorativa ni exultantemente, sino con mucha sencillez y pedagogía, para luego completarme: "te desafío a leer la versiòn original de “Las Aventuras de Robinson Crusoe”, y sabrás por qué".

Les cuento, que en esa época, (años sesenta), era muy difícil conseguir la versión original, pero San Diego, con sus librerìas de viejo, la recorrí de "pé a pá", y en el fondo de una galería, en un verdadero museo del libro como era el local de Luis RIVANO, ¿lo conocen?, encontré el librito aquel, que devoré. Efectivamente la historia original transcurre en el Atlántico, entre Brasil y África, y la isla de la historia, es una que milagrosamente se aparece en el horizonte de Crusoe, cuando naufraga su velero, en el que va a Guinea a buscar esclavos, para una finca que poseìa en Brasil no obstante ser inglés, y no la nuestra.

Lo de la ficción entonces, es una aproximación a la historia original, pues Alejandro Selkirk fue en realidad tripulante de un buque anclado en lo que más tarde sería la Bahía Cumberland, de la actual Robinson Crusoe, y que cayó en desgracia ante su contramaestre, quien lo castigó dejándolo abandonado por cuatro años en ese lugar, y hace 300, con vituallas y una Biblia. Recogido al cabo de ese tiempo, Defoe se inspiró en él, cuando en una taberna de Largo, Escocia, le prestó oído al mismísimo Alejandro, y a quien se le debe haber soltado la lengua con unos whiskyes de más, a su regreso a la civilización

Les cuento, que nunca me he olvidado de aquello, y cada libro que he leído lo he hecho con el convencimiento de que "todo depende del cristal con que se mira",y la memoria de INFANTE siempre está presente en mis aproximaciones a la lectura, sobretodo en esta fecha, y ojalá digo, hayan algún INFANTE cerca de cada Escuela de mi país, que harta falta nos hace, salvo algunas recónditas excepciones.

¡”QUE VIVAN LOS LIBROS, EN SU DÍA”!

sábado, 18 de abril de 2009

VIÑA, TE LLEVO BAJO MI PIEL...




Me van a perdonar, pero lo que escribo es de piel, y por eso la canción que elegí para acompañar esta nota no puede ser más a propósito :
“Te llevo bajo mi piel”, que en inglés es algo así como I VE GOT YOU UNDER MY SKIN.
Por ahí creo pensarán por qué no Sinatra y esa canción que se cantó en Viña, etc., pero no, ésta elegí, y tengo motivos.
Caminar por Viña del Mar esta tarde de abril es para irse de placeres.
Esa tradicional Avenida Valparaíso con sus parroquianos a la orilla de las mesas sobre la vereda y frente al Samoiedo, extasiados con sus capuchinos, cortados o un simple Express, le dan a Viña un estilo, que se quisieran las Ramblas en Barcelona o la santiaguina Providencia, que ya resignó su opción ante el progreso..
Es que es nuestro estilo, provincial,coloquial, el de la charla sin apuros.
Por último el del “pelambre” con un cafecito, y no un café, hablando “de “fulanito” y no de fulano, y de mis “nietecitos” y no de mi nietos.
¿Cúando nos van a cambiar?.
Nunca pos mi viejo, nunca, si es el gen.
El que luego te irá hacer ir por un helado al frente, y caminar con ella, que es la razón de tu ser.
La tarde comienza luego a perder vitalidad pero no para irse a dormir, si no para entregarse a ese relajo propio de la decadencia del día, y con el parpadear de las luces públicas y del neón.
Es bello, y hasta ensoñador.
Después en el auto por Libertad, bajo esa frondosa espesura de plátanos orientales o como se llamen, pero que vuelven hasta elegante el ocaso.
Al final de ese trayecto la playa y el mar, y con la amenaza de la vaguada tan propia de la época, que se atreve y no, pero que te trae ese aroma a sal y alga, irrepetible en otra latitud.
Una Recta Las Salinas, vendrá luego, y que espera por más, digo por más gente, que gocen y miren, que para eso se le quitó hasta espacio a las Empresas ávidas ésas, que se querían hacer de esa franja, y que mucho obvian durmiendo la siesta, y olvidando que ¡¡sólo se vive una vez!!.
No, estamos en una ciudad que no se la debemos a nadie, si no a nosotros mismos, y que te inspira hasta escribir.
De retorno la pasada aquella del Cap Ducal, encendido como un buque y el Wulff, como saliendo de una leyenda.
Te llevo bajo mi piel Viña, y no te sientas celosa, ya hablaré de Recreo o de tu carnal Reñaca.
Por mientras gocemos esta tarde-noche sabatina, que deber “ser de culto”, y con una canción, suave y elegante como tú, y que “se lleva bajo la piel”.

jueves, 16 de abril de 2009






“”PILI GARCÍA TELLO””

Hey amigo, si te vas a Google, al tan recurrido Google, y digitas (que tiempos aquellos, cuando se tecleaba, que es lo mismo en todo caso, salvo que ahora es más liviano el trabajo de los dedos)....el nombre de arriba, te leerás un “cuentazo”, así de simple.
De la autoría de Pili, “Una mujer misteriosa”, te pasea por las costas del Pacífico SUR, y luego chilenas , en una exótica mixtura, que componen gringos, intrigas y sentimientos.
Un sabroso y embriagador cóctel, que recomiendo leer, pero sin descolgarse ni un momento, porque hay que estar con las antenitas bien paradas…no vaya a ser cosa, que salte la liebre en cualquier momento, y el “nudo” sea corredizo, y termines por que se te ciña a tu propio cuello.
¿La razón?…...es tan vívido el relato, que pareces integrarte a él…
Por eso entonces, por este tipo de obras, es que Pili, ha recibido el abrazo nuestro virtual, y que el Presidente del Círculo de Escritores de la Quinta Región, Marcos Concha le ha dado a nombre de todos…, y que sus rostros evidencian, luego del afectuoso momento...
¿Por qué?...El Premio pues, que la Municipalidad de Valparaíso le ha otorgado, y el más corporativo por lo demás.
Mañana yo estaré lejos, pero dejo lanzada la invitación para que la acompañen a recibirlo, al teatro porteño consistorial.
Es una satisfacción para ella, ya lo ha refrendado en nuestra reunión del martes…
Y para el Círculo, una enorme trascendencia, con nombre de mujer : “Pili”, y tan sencillo como sus palabras, cuando nos expresó que ni siquiera lo sospechaba, lo que resultó tan auténtico como este trozo de su “Mujer misteriosa”…

¡¡PILI GARCIA TELLO, CONGRATULACIONES POR ESE PREMIO MUNICIPAL DE LITERATURA DE VALPARAISO—2008!!

Y la canción que suena es para tí...como un humilde regalo del autor de este blog y compañero del Círculo...

UNA MUJER MISTERIOSA ( Extracto)

“”Jamás se imaginó John Howard Parker al partir del puerto de Liverpool, que demoraría cinco años en regresar y que aquel viaje cambiaría radicalmente el curso de su vida. Era 1949. Como Teniente Segundo de la Armada Británica, recorría junto a una gran tripulación, cada uno de los puertos que se destacaban en el itinerario. Era un viaje de reconocimiento dirigido hacia América Latina. Atravesando el Canal de Panamá, se detuvieron en La Guaira, luego en Guayaquil, en el Callao, en Iquique y finalmente en Valparaíso. En cada puerto el barco se quedaba un par de días y casi toda la tripulación bajaba a conocer el verdor de la naturaleza, las mujeres y el cálido clima del entorno. Era interesante para ellos, pues ninguno había conocido antes las exuberantes tierras americanas.””